Ecografía 4D en el embarazo

La ecografía es la técnica diagnóstica por excelencia para la evaluación del feto durante la gestación, ya que emplea ultrasonidos, que se han mostrado que no producen daño al feto cuando se usan con las intensidades empleadas en la ecografía convencional.

Desde que su uso se empezó a hacer extensivo en la década de los 80 del sigo XX, la ecogarfía prenatal no ha dejado de evolucionar, de la mano tanto de los avances tecnológicos, que han permitido el desarollo de ecografos con mayor capacidad de definición de las imagenes, como del desarrollo de nuevas modalidades de exploración tales como el uso de la sonda vaginal, la tecnología doppler, o más recientemente, la tecnología de ecografía en 3 dimensiones.

Sin embargo, la ecografía prenatal conserva desde sus inicios una característica importante, que no es otra que el ser una técnica muy observador-dependiente. Esto significa, que su rendimiento diagnóstico depende fundamentalmente de tres factores:
Del entrenamiento del ecografista.
Del equipo usado.
Del tiempo dedicado a la exploración.

Por ello, no todas las ecografías son iguales, y actualmente se considera que no es posible alcanzar un adecuado nivel de competencia en la ecografía gineco-obstetrica si no es con un aprendizaje adecuado y una dedicación casi plena a la misma. En nuestro país, la certificación de la capacitación en ecografía gineco-obstetrica ha sido asumida por la Sección de Ecografía de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (S.E.G.O.), que distingue con el nivel IV (máximo nivel), a aquellos ecografistas adecuadamente entrenados y dedicados plenamente a la ecografía.

La Ecografía 4D en el embarazo - Dr. Maroto Díaz

En el momento actual se está observando una gran demanda por parte de pacientes embarazadas en el uso de la ecografía 3D y 4D. Esto es debido a que tanto el paciente como su pareja pueden observar a su feto en volumen y con movimientos en tiempo real, provocándoles una importante emoción.

Las ecografías 3D y 4D pueden realizarse en cualquier momento del embarazo pero siendo las imágenes espectaculares en el primer trimestre hasta las 13/14 semanas, aunque el momento ideal esta a partir de las 24/25 hasta las 30/32 semanas. No obstante, pueden realizarse ecografías 3 D y 4D en pacientes en el último trimestre pero en ocasiones la escasez de líquido, las manos delante de la cara y/o el cordón umbilical no facilitan la visualización del rostro.

La técnica de la ecografía 4D o en tiempo real, parte de la obtención de múltiples imágenes 3D por segundo, lo que confiere la sensación de movimiento real. Es como si estuviera viendo a su hijo por T.V. Pueden apreciarlo perfectamente en esta imagen de vídeo como el feto saca la lengua, mueve los brazos, sonríe, abre o cierra los ojos, mueve los dedos, etc. Independientemente de todo lo anterior, su utilidad es indiscutible para visualizar posibles anomalías en el desarrollo de los órganos fetales tales como malformaciones cerebrales, vertebrales, faciales, de los miembros, cardíacas, etc.

Sin embargos las últimas tendencias en la observación del feto con tecnología 4D se dirigen al conocimiento del desarrollo estructural y funcional del sistema nervioso central fetal así como estudio de la conducta fetal:

- Se estudian los movimientos embrionarios, así como la posición y movimientos de las manos y dedos.

- Se puede evaluar la expresión facial del feto observando la sonrisa, el bostezo, como se chupa el dedo, fruncimiento del ceño etc.

- Se puede observar la reacción del feto ante ciertos estímulos

Todo ello podría llevarnos a conocer los patrones de conducta fetales normales y anormales, permitiéndonos evaluar la integridad del sistema nervioso fetal y potencialmente, algún día nos podríamos plantear el diagnostico de la disfunción cerebral fetal mediante este tipo de ecografías.

¿QUE SE PUEDE ESTUDIAR CON ECOGRAFÍA 2D, 3D, 4D, DOPPLER Y POWER COLOR?

Con los nuevos métodos de diagnóstico que nos proporciona la ecografía 4D, podemos estudiar los siguientes apartados de la ginecología y la obstetricia:

- Estimación de la edad gestacional, para seguimiento del crecimiento fetal.

- Diagnóstico de signos indirectos en alteraciones cromosómicas de aparición precoz para el despistage de síndrome de Down, Edwards, etc.

- Amniocentesis.

- Estudio anatómico pormenorizado del feto.

- Posibilidades de técnicas quirúrgicas fetales.

- Flujo en las arterias uterinas.

- Funcionamiento de la placenta y bienestar fetal.

- Predicción del parto prematuro.

- Predicción del peso fetal.

- Vueltas de cordón.

- Estudio de útero y ovarios.

- Estudio del endometrio en perimenopausia; tratamientos hormonales.

- Histerosonografía.

- Paracentesis.

- Oncología ginecológica.

- PAAF de masas ováricas, nódulos mamarios, ganglios, etc.

- Ecografía de mama: nódulos, PAAF, ganglios, etc.

La ecografía es la técnica diagnóstica por excelencia para la evaluación del feto durante la gestación, ya que emplea ultrasonidos, que se han mostrado que no producen daño al feto cuando se usan con las intensidades empleadas en la ecografía convencional.

Desde que su uso se empezó a hacer extensivo en la década de los 80 del sigo XX, la ecogarfía prenatal no ha dejado de evolucionar, de la mano tanto de los avances tecnológicos, que han permitido el desarollo de ecografos con mayor capacidad de definición de las imagenes, como del desarrollo de nuevas modalidades de exploración tales como el uso de la sonda vaginal, la tecnología doppler, o más recientemente, la tecnología de ecografía en 3 dimensiones.

Sin embargo, la ecografía prenatal conserva desde sus inicios una característica importante, que no es otra que el ser una técnica muy observador-dependiente. Esto significa, que su rendimiento diagnóstico depende fundamentalmente de tres factores:

Del entrenamiento del ecografista.

Del equipo usado.

Del tiempo dedicado a la exploración.

Por ello, no todas las ecografías son iguales, y actualmente se considera que no es posible alcanzar un adecuado nivel de competencia en la ecografía gineco-obstetrica si no es con un aprendizaje adecuado y una dedicación casi plena a la misma. En nuestro país, la certificación de la capacitación en ecografía gineco-obstetrica ha sido asumida por la Sección de Ecografía de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (S.E.G.O.), que distingue con el nivel IV (máximo nivel), a aquellos ecografistas adecuadamente entrenados y dedicados plenamente a la ecografía.

Ecografía Sensorial y el Babytouch

La Ecografía Sensorial, es una tecnología revolucionaria que nos permite sentir al bebé neonato en el vientre. La técnica se denomina Háptica Technology, y ofrece una Realidad Virtual en 3D y sentido del tacto. A través del dispositivo de Háptica, se puede sentir la nariz gomosa, y la suavidad de la piel.

Por otro lado, en nuestro país, un grupo de investigadores de la Universidad Miguel Hernández de Elche está desarrollando un nuevo dispositivo denominado Babytouch, el guante virtual para tocar al bebé antes de nacer con el que los ecógrafos podrán tocar y sentir los movimientos que realiza el bebé.

De momento, el guante virtual Babytouch, ya ha sido una idea galardonada en los Premios Nuevas Ideas Empresariales de la Fundación Empresa Universidad de Alicante (Fundeun) por su innovación y por las posibles aplicaciones que se pueden realizar con el dispositivo.

El funcionamiento del dispositivo se basa en la toma de imágenes en tres dimensiones obtenidas mediante el ecógrafo, seguidamente un software desarrollado para este fin se encarga de recrear el sentido del tacto. No se han dado a conocer más datos al respecto, pero seguramente en poco tiempo oiremos hablar mucho de Babytouch.



Más ropita??... Sé original.
Regala 4D antes que nadie